page contents

Lo mejor al mejor precio

Es evidente que nos hace falta un teléfono, sea como sea y ya!. Pero claro, tenemos que valorar determinados detalles para decidirnos por la compra del teléfono móvil.

Principalmente, siempre estamos pensando en que queremos tecnología, la mejor (a ser posible) y que no nos tiemble el bolsillo a la hora de hacer un cambio de teléfono. Era muy bonito hace años cuando te hacías un contrato en cualquier compañía y te regalaban un terminal, a coste cero, con una permanencia, pero qué maravilla, hoy en día eso ya no pasa, los cambios en el marketing y las decisiones de las operadoras de no subvencionar  los equipos, nos llevan a aflojar nuestro dinero para tenerlo. Los tiempos cambian, hemos de darnos cuenta de que hoy día, los avances tecnológicos ponen en nuestras manos, móviles de última generación, que dejan en ridículo a cualquier ordenador de hace 30 años, por prestaciones de memoria, velocidad de procesador, calidad de imagen, etc… Pero eso a nosotros, nos da igual, queremos un teléfono bueno y que haga de todo. Pues bien, aquí entramos a valorar el reacondicionado.

La toma de decisiones

En su día, yo valoré el comprar teléfono reacondicionado, antes que uno nuevo por los siguientes motivos:

– Como no necesitaba un última generación, marca «Top Five», ni nada que se le pareciese, tuve en cuenta ante todo, el precio, la relación calidad/precio que nos ocupa es muy importante, por el valor de un alto de gama de fecha de hoy, compras un teléfono en Movvel, te sobra la mitad del dinero y te llevas un teléfono que hace escasos meses era muy parecido a lo que tenemos en los expositores de las tiendas. Entonces, como lo primero es la economía (para mí algo primordial en los tiempos que corren), me compro un muy buen móvil a muy buen precio.

– Habrá quien piense…. «un teléfono reacondicionado!!!…. es usado quieras o no!!!. Vale, de acuerdo usado si, pero reacondicionado, me explico, se le hace un control de funcionamiento, tanto del móvil como el cargador, estado de la batería, conectores, vamos, que no sale a la calle sin un chequeo completo y comprobando que funciona al cien por cien (y que nadie dude que si tenía cualquier fallo, este se corrige antes de poner a la venta). Entonces… más que usado, es reacondicionado y con la garantía de que funciona como uno nuevo.

– Las condiciones de la venta, aquí, sí que nos superamos, si me ofrecen un equipo en perfecto estado como uno nuevo y recién sacado de su caja, a un precio que sus similares no pueden competir y a esto añaden un año de garantía tanto del teléfono como de la batería, vamos me compensa la compra por el ahorro que me supone frente a uno nuevo, la diferencia es notable.

Entonces, recapitulando, teléfono de marca, buena relación calidad/precio/estado de la unidad en cuestión y a esto le sumamos esa garantía de un año… compro sin dudarlo.

Es importante pedir asesoramiento a quien te lo vende, no es lo mismo la compra de un móvil que sólo lo vamos a utilizar para llamadas y poco más, que el querer uno que vaya como un tiro en Internet o que saque unas super fotos que queremos colgar en Instagram, la diferencia la marcan las gamas, especificaciones técnicas y el precio, pero de Movvel sin duda,  saldrás con el teléfono que te hace falta a un buen precio, con su garantía de una año y habiendo sido comprobado para que todo funcione correctamente.

Por último decir que si al final nos decidimos por comprar el teléfono a un particular o por Internet tenemos que tener en cuenta de donde viene, que no esté bloqueado el IMEI por robo o pérdida, que la batería tenga una vida útil razonable y que todos los demás componentes funcionen bien, botones, cámara, que lee bien la SIM, que carga bien y esas cosas. Yo me quedo más tranquilo al comprarlo en un sitio especializado como Movvel porque se que lo han revisado, y en cualquier caso, me dan siempre un año de garantía por lo que pueda pasar.

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda ? Hablemos por Whatsapp!!!
Powered by